Seleccionar página

Estrategias para combatir el desperdicio de alimentos

¿Sabías que en los hogares españoles se tiraron a la basura 1.363 millones de kg de alimentos y bebidas, solo en 2020? Aunque esto es un montón de comida, y sin duda impresiona, no debemos darlo todo por perdido. Cada uno de nosotros, desde nuestras cocinas, despensas y neveras, podemos ayudar a revertir el desperdicio de alimentos.

3 maneras de luchar contra el desperdicio de alimentos

¿Sabías que en los hogares españoles se tiraron a la basura 1.363 millones de kg de alimentos y bebidas, solo en 2020?  Aunque esto es un montón de comida, y sin duda impresiona, no debemos darlo todo por perdido. Cada uno de nosotros, desde nuestras cocinas, despensas y neveras, podemos ayudar a revertir el desperdicio de alimentos.

3 maneras de luchar contra el desperdicio alimentario

Sin darnos cuenta, se nos pasa una fecha, el brócoli se queda al fondo del cajón de la nevera, o las cebollas se nos estropean. Hay muchas maneras para evitar tirar a la basura alimentos y bebidas que podríamos haber consumido, aquí te contamos tres de ellas. ¿Cuál añadirías tú?

Diferencia la fecha de “consumo preferente” y la de “caducidad”

Mucha gente no sabe que estos dos conceptos significan cosas distintas, y por ello muchos alimentos y bebidas acaban en la basura.

  • La fecha de caducidad nos indica en qué momento consumir ese alimento deja de ser seguro, y ya no debemos comerlo. Se utiliza en alimentos muy perecederos, por ejemplo, pescado fresco envasado. Antes de la fecha de caducidad, podemos congelar el alimento para alargar su vida útil. Al descongelarlo, deberemos hacerlo en la nevera, y cocinarlo a continuación.
  • La fecha de consumo preferente, en cambio, indica hasta cuándo el producto conserva su textura, olor, sabor y color en óptimas condiciones. Es decir, se trata de un indicador de calidad organoléptica, no de seguridad. Superada la fecha de consumo preferente, podemos consumirlo con seguridad si tiene buen aspecto y si huele y sabe bien. El aceite, arroz, pasta, bebidas vegetales, legumbres, conservas… en general tienen fecha de consumo preferente, y no de caducidad.

Tengan fecha de caducidad o de consumo preferente, es importante fijarse en que el envase esté en buenas condiciones, almacenar y conservar el producto correctamente, según las instrucciones, y consumirlo en el plazo previsto.

En la despensa, “first in, first out” (método FIFO)

Un concepto básico de gestión de almacén, que podemos aplicar en nuestra despensa: “primero en entrar, primero en salir”.  Si organizamos la despensa colocando los alimentos y bebidas de manera que lo más antiguo sea lo que esté más a la vista, evitaremos que se nos quede un envase o alimento olvidado en el fondo del armario o de la nevera. ¿Quién no ha descubierto, haciendo limpieza, algún alimento que ya no está en buenas condiciones? De esta manera, evitaríamos llegar a esta situación de tener que tirarlo a la basura.

Eso sí, nunca está de más hacer un pequeño “repaso” a la nevera, el congelador y la despensa para poner un poco de orden y confirmar que los alimentos con fecha de consumo preferente más próxima son los que están más a mano. ¿No sabes cómo hacer esta limpieza? El siguiente punto puede servirte de inspiración.

Lista de la compra inversa

Cuando vamos a comprar, la mayoría hacemos una lista de la compra. Pues bien, en este caso, esta lista no es para comprar, sino para tomar conciencia de lo que tenemos en casa, y organizar menús con ella. Esto es muy útil cuando notamos que la nevera o la despensa tienen demasiados alimentos acumulados, y vemos que, sin una buena organización, tal vez se echará a perder algo.

¿Cómo? Se trata de apuntar todo lo que tengamos en el congelador, nevera, despensa… en un papel o libreta.  Podemos marcar los alimentos y bebidas con la fecha de caducidad o consumo preferente más próximas, para darles prioridad. Cuando lo tenemos, planificamos qué comer en los próximos días con toda esa comida. Aprovechamos también para congelar lo que veamos que no vamos a poder consumir antes de su fecha de caducidad.

Y, por supuesto, si nos falta alguna cosa, ahora sí, la apuntamos en una lista para ir al supermercado y comprarla. No solo evitamos el desperdicio alimentario, sino que esta técnica ayuda a ahorrar.

En Amandín colaboramos con Too Good to Go para ser una marca #WasteWarrior. ¡Únete contra el desperdicio alimentario y cuéntanos qué estrategia utilizas para combatirlo!

Blog Amandín
Copyright © 2022 Company Name